Brak, el hombre detrás del campeón

Mucho se ha dicho ya sobre Bruce Grannec, el francés que posee actualmente el título de la FIFA Interactive World Cup. A sus 26 años, este ferviente seguidor del Paris Saint-Germain ha revolucionado el mundo de los videojuegos al convertirse en un competidor profesional con manager y entrenador propios.

Pero La Máquina, que ríe poco y gana mucho, tiene otra particularidad menos conocida: al igual que los grandes campeones del boxeo, cuenta con un sparring oficial. Hablamos de Brak, uno de sus amigos inseparables con el que disputa todos sus partidos de entrenamiento.

“Brak es muy importante para mí, no sólo porque sea mi amigo, sino que conoce mi juego a la perfección. Es el mejor para aconsejarme y ponerme a prueba. Siempre puedo aprender algo”, afirma el campeón, que enfrenta a su camarada entre 5 y 7 veces por día.

“No sé si es tan así”, replica Brak. “Yo diría que el que ha aprendido todo de él soy yo. Me gana 9 de cada 10 partidos. Me ha enseñado cómo defender, cómo atacar. ¡Y la concentración! Bruce es tan bueno que tienes que estar concentrado del primer al último minuto”, insiste con una mueca de orgullo y timidez.

Una década junto al control
De tamaño imponente y sonrisa transparente, Brak es mucho más que un simple sparring: se trata de uno de los mejores amigos de Grannec. Su vínculo se inició, cómo no, a través de los videojuegos. “Fue hace diez años. Buscaba medirme a los mejores y encontré a Bruce liderando la tabla. Lo invité a una partida, no sabíamos que nacería una gran amistad aún”, recuerda quien, a sus 25 años, reparte sus días entre la actuación y los relatos en distintos torneos de fútbol virtual.

También fanático del PSG, este descendiente de familia senegalesa jugó un papel importante en la Gran Final de la FIWC disputada en mayo en Madrid. “No estuve allí, pero hablé con Bruce por teléfono luego de ese primer día desastroso que tuvo”, recuerda. “Él estaba muy desilusionado, ¡pero yo no! Lo conozco, sé lo que es capaz de hacer. Le dije que recuerde que es un gran jugador, que el resto llegaría naturalmente. No tiene que pensar en nada, sólo disfrutar”.

Y vaya si conoce bien a su compañero: tras la llamada, Bruce recuperó la confianza, los triunfos y terminó por levantar el título por segunda vez en su carrera. “Seguí la definición en mi habitación, en París. ¡Mi corazón latía fuerte! Fue una gran alegría verlo campeón. Recuerdo que fuimos a buscarlo al aeropuerto junto a su hermano, pero ya lo conocen a Bruce… no es muy expresivo. No es fácil celebrar con él, sólo nos dimos un abrazo”, rememora entre risas.

“Puede ganarlo todo”
fifa es testigo directo: cuando Brak está presente, Bruce se transforma y ríe. Incluso tras perder la final del Trofeo de Campeones ante Alfonso Ramos. “¿Cómo no voy a perder con él aquí? ¡Me trae mala suerte! No estuvo en Madrid y fui campeón, vino aquí y ya ven lo que pasó”, provoca. Pero Brak, que acepta la humorada, ya conoce el paño y explica su ausencia con seriedad. “A algunos torneos es mejor que vaya Zal, su entrenador. Lo conoce tanto como yo, pero cuenta con más experiencia para brindarle la palabra justa en el momento adecuado”.

Conocedor del campeón como pocos, quien aún no ha disputado nunca la Gran Final de la FIWC (“es muy difícil clasificar. Me considero un buen jugador, pero no tanto”) afirma que revalidar el título en 2014 “dependerá en parte del juego”, aunque confía en su camarada. ¿El motivo? “Es un jugador muy especial que puede ganar cada vez que se lo proponga. Sólo tiene que disfrutar lo que está haciendo. Si lo hace, podrá cumplir todo lo que se proponga”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>